Publicado en Bioética

(Bioética) Unidad IV. Teoría del Acto Humano. Libertad y Conciencia.

La importancia del acto humano dentro de un orden moral.

LA LIBERTAD, CONCIENCIA Y TEORIA DEL ACTO Y SU VALORANCION.

Ya coman, ya beban o hagan cualquier cosa, háganlo todo para gloria de Dios. 1Cor, 10, 31.

En esta unidad nos centraremos en la relación de la formación personal en bioética con los actos, desde una metafísica de la acción, con el fin de profundizar la importancia de la acción humana dentro de un orden moral, el rol de la libertad y la conciencia y la teoría clásica del acto y su valoración.

EL ORDEN MORAL.

En platón se da la propuesta de un orden trascendente que fundamenta lo justo y lo univoco, De aquí viene la obligación para actuar asi od e tal forma con dicho orden. La obligación viene del acto superior a lo humano (para Platón ese orden era el mundo de las ideas.)

Ese orden supera al hombre pues no viene del hombre sino de la trascendecia de Dios. “existe por lo tanto un orden mora en la persona en la realidad que nos trasciende y que toda razón y conciencia lo comprende y atestigua.”

Unidad IV

El orden moral nos precede, lo que hacemos nosotros es ajustarnos, descubrirlo, lo que le corresponde a la persona es encontrarlo, reconocerlo y por su felicidad lo debe respetar.

Todo individuo, camina hacia la adecuación de su vida, a un orden moral y a medida que madura en el, su libertad, su razón, sus actos y el sentido de la existencia se planifica, pues comprende además que se debe ordenar y orientar hacia la fuente de ese orden: “Dios”.

Admitir que existe un orden moral, verse no absolutamente independiente, sino que es un ser pasajero, la conciencia de reconocer la obligatoriedad frente a la ley natural, religiosa y civil como garante de ese orden moral, considerarse creatura para abrirse a una trascendencia mayor.

Comprender que su libertad dignifica más en el reconocimiento del bien y de la norma que se derivan, es decir entre mayor reconocimiento de este orden moral y de esta norma mayor será la disposición para vivir en la verdad.

El rechazo y la violación a este orden moral se realiza con acciones intrínsecamente desordenadas, actos que por más que se justifiquen tienen en si mismos un desorden que no se puede admitir. Pues se atenta contra:

  • El principio de conciencia en la sociedad
  • Contra la verdad porque se falsea la verdad.
  • Contra la dignidad de la persona
  • Contra la dignidad de la creación.

Ese desorden se da por: Soberbia humana, se construye por pequeños ‘dios’  por orgullo humano (pues se cree que ese orden es un error y creyéndose un sabio puede establecer un “mejor orden”.

LA LIBERTAD EN LA ACCIÓN HUMANA.

Características de la Libertad.

  • Es tarea personal y educativa
  • Es un acto de la voluntad
  • Es una conquista de cada acto humano
  • Es un esfuerzo continuo en pro de un bien mayor.

Implica por tanto superar los condicionamientos personales (pasiones, irracionabilidad, hábitos mal adquiridos). Y superar los condicionamientos ambientales (hedonismo, relativismo, masificación, superficialidad, sexualizacion).

VINCULOS DE LA LIBERTAD.

La libertad como vinculación con la responsabilidad y la vida.

  • La persona aprende a ser libre en las relaciones con los demás, pues allí la libertad necesariamente, se encuentra con la vida, con otro ser para ayudarlo o no.
  • Responsabilidad: es el responder por las acciones que libremente se eligieron y por los actos deliberadamente hechos. Por tanto la libertad y la vida van de forma inseparable.
  • Primero hay vida y luego libertad. Por tanto la libertad es consecuencia de la vida.
  • Nuestra libertad es signo inminente de la imagen divina. Nuestra vida está confiada a nuestra libertad y responsabilidad como también lo están la vida ajena, la vegetal y animal.
  • Ez. 18,4. “Miren todas las vidas son mías, la vida del Padre, la del hijo son mías”.

La libertad como vinculación con la verdad y la Ley.

  • Hoy se tiende a separar la libertad de la verdad., por una equivoca autonomía humana. La actual cultura propone un estilo de Vida que pregona una libertad desvinculada de la verdad y la ley natural.
  • La primera vinculación de la libertad es con la VERDAD, y la Ley.
  • En bioética la libertad de investigación tan valiosa no puede significar neutralidad independiente ante la verdad.
  • El científico no es un creador de la verdad y la ley moral, sino un investigador que debe saber leer la realidad que analiza.
  • “La autonomía de la ciencia termina donde la conciencia recta del científico reconoce el mal”.

La libertad como liberación del mal.

  • Premisa: el mal es una experiencia existencial y social, la razón la inteligencia lo reconoce y lo comprende.
  • La ley natural impresa en nuestro cuerpo, nos hace conocer que hay acciones malas y buenas, justas e injustas. El mal y el pecado se perciben humanamente.
  • “querer el bien lo tengo a mi alcance, mas no realizarlo puesto que no hago el bien que quiero sino que obro el mal que no quiero, Y si hago lo que no quiero, no soy quien obra, sino el pecado que habla de mi”. (Romanos7,18-20).
  • La ética de Cristo es la ética de no hacer trato con el mal. Por eso quien no comience a odiar sus habitos viciosos, no comienza a salir de su esclavitud.

CONCIENCIA MORAL EN EL OBRAR

La estructura antropológica y moral del hombre  ha estado sacudido por numerosas ideologías que lo reducen.

El concepto moderno de conciencia se refiere al subjetivismo, individualismo y el relativismo, donde hay orden moral leyes y valores. Por eso hay una crisis de obrar moral en el sujeto de hoy, pues hay una crisis de conciencia antropológica (evangelio de la vida 4,11, 24, 57, 58, y 72). La conciencia actual tanto persona y colectiva puede estar en un estado d ignorancia i perplejidad frente a ciertos dilemas o dar juicio erróneos por tanto se requiere que sea formada.

El pecado es un acto contrario a la razón. (catecismo 1385).

La conciencia psicológica. Se refiere a que somos seres consientes, existimos y pensamos, Es conciencia de alguien y de algo. Es aquella por la cual el hombre experimente su YOIDAD.

La conciencia expresa nuestra sacralidad, intimidad la interioridad. Por eso decimos a veces: póngase la mano en la conciencia.

La conciencia psicológica es la expresión de la misma conciencia, es la conciencia psíquica valorando un acto concreto, en vista al bien que hay que obrar y alma que hay que evitar.

La valoración de la conciencia moral es una actividad dinámica en camino de perfección. La conciencia no está ligada al instinto o sentimiento sino a la razón.

Definición: Del latín: cum-scire “ un saber unido a algo distinto, quizás a otro”. Es el saber, es el conocimiento singular y particular del valor moral de un acto concreto a la luz de la verdad y la ley universal.

TEORÍA DEL ACTO HUMANO.

La filosofía moral analiza aquellas acciones que están en la línea de la perfección o la degradación moral de la persona y no de aquellas acciones que una persona realizo en su labor técnica mecánica o biológica.

Ej. La llegada del periodo de la mujer es un acto biológico, que no incide en la perfección moral, pero la forma como la mujer y su pareja establecen la regulación de la natalidad es un acto en el cual se perfeccionan moralmente por la elección que deben realizar.

Por medio del acto humano la persona se revela, se perfecciona o se pierde.

Actuar es crear pero el acto de crear es en referencia al bien. Por eso cuando la persona actúa del modo que le es propio, esto es guiada por la razón, la voluntad, la libertad y la presencia del Espíritu Santo.

Unidad IV2

Unidad IV3

Estabilidad

Cuando el acto humano no esta bajo el dominio de la inteligencia comienza a ser condicionado y va haciendo que la persona tenga limitaciones en la elección no decida un juicio recto en la razón, en la voluntad y en la libertad.

Factores que afectan la elección del bien moral:

  • Salud
  • Carácter
  • Sistema hormonal-nervioso, perturbaciones de ánimo ( neurosis, histeria, hipocondriaco, psicosis los miedos y temores).
  • Los hábitos
  • La ignorancia
  • Las situaciones
  • El hábitat de la persona
  • La concupiscencia.

CRITERIOS PARA VALORAR MORALMENTE UN ACTO.

  1. Es no perder en la acción humana la moralidad que denota el obrar el bien o mal.
  2. Un acto humano es bueno o malo siempre y cuando no atente contra el mayor principio ético que es el respeto a la dignidad de la persona.
  3. Que no solo se quiera el bien sino quererlo de modo bueno.
Anuncios

Autor:

Simplemente mujer!. Me gusta la verdad, la justicia y la equidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s