Licencia por paternidad

PERMISO DE AUSENCIA O LICENCIA POR PATERNIDAD EN NICARAGUA

 

A lo que estábamos acostumbrados en el área laboral es a dar la famosa licencia por maternidad, que consistía en darle permiso de ausentarse del trabajo a la mujer que ha dado a luz a un nuevo hijo.

Con el Código de Familia se establece la obligación de las Empresas a dar 5 días calendarios de permiso con goce de salario y sin pérdida de ninguna prestación social en ocasión del parto de su cónyuge o conviviente.

El arto 79 es claro en definir en que circunstancias se podrá dar ese permiso y que deberá adjuntar el trabajador para justificar el permiso solicitado.

En primer lugar el código nos dice que el varón podrá pedir permiso cuando el cónyuge este casado o en Unión de Hecho, pero en el caso de Unión de Hecho, esta última deberá cumplir el requisito de declaración de la unión ante Notario Público. Lo que significa que si la persona está en unión de hecho pero no está reconocida notarialmente al momento del parto de su pareja, será un impedimento para la solicitud del permiso.

La segunda condición a considerar es que los hijos que no sean de matrimonio o de Unión de Hecho reconocida notarialmente no serán sujetos a este permiso, puesto que el código lo deja claramente reflejado al referirse exclusivamente a cónyuge y unión de hecho reconocida notarialmente.

En ambos casos el trabajador deberá demostrar el matrimonio o unión con el certificado de matrimonio o declaración de Unión por vía notarial, y el otro documento será la certificación de la partida de nacimiento del niño recién nacido debidamente inscrito, puesto que el solo presentar el constancia de nacimiento de un bebe emitida por el hospital no demuestra fehacientemente el vínculo de parentesco.

info@asesoresdefamilia.net  Jessica López Mendoza

 

Mis padres ya ancianos…¿Quién se hará cargo del cuido y de los gastos?.

 

20160819021875847

Somos muchas veces testigos, que hay un hijo que siempre asume el cuido y asistencia al padre anciano, o a la viuda después de fallecido el cónyuge. Pasan los años y la carga tanto económica como emocional recae sobre uno de ellos.

La situación se complica cuando ese adulto mayor, comienza a depender más de su hijo cuidador, ya sea por incapacidad motora, o por estar padeciendo una enfermedad, y así continúa el largo y cansado cuido del padre o madre anciano. A éste stress que conlleva la atención de un adulto mayor, se suma los gastos que incurre el hijo bondadoso, sucediendo muchas veces que convocados sus hermanos para que asuman en conjunto el cuido y gastos, ninguno de ellos responde eficazmente al llamado.

El código de familia de Nicaragua, en su artículo nº 315 y 316 literal c) nos dice literalmente: “Se deben alimentos en el siguiente orden: “…c) a los hermanos y hermanas, a los ascendientes y descendientes hasta el segundo grado de consanguinidad, cuando se encuentren en estado de necesidad o desamparo. Si la persona llamada en grado anterior a la prestación no estuviera en condiciones de soportar la carga en todo o en parte, dicha obligación será puesta en todo o en parte a cargo de las personas llamadas en grado posterior…”

Cabe destacar y me referiré específicamente al presupuesto procesal de este articulo dos situaciones a valorar, primero el estado de necesidad, un anciano ya no labora, y si tiene alguna enfermedad que lo inhabilita son condiciones indispensable para aplicar el artículo, el litigante debe por tanto, demostrar ante la judicatura esta condición, por medio de un dictamen médico legal o una epicrisis de un facultativo de la medicina, que confirme la gravedad de su enfermedad o incapacidad,   el segundo se refiere al informe socioeconómico de la situación social del anciano. Estos dos elementos procesales se deben considerar al momento de realizar la demanda. Este último informe lo debe realizar el Ministerio de Familia a fin de garantizar la objetividad del resultado del estudio socioeconómico.

Teniendo garantizado esos dos aspectos el código faculta al hermano bondadoso a citar a sus otros hermanos para que el juez obligue a sostener los gastos y cuidos del padre anciano o madre según sea el caso.

¿Tienes algo así? Contáctanos en info@asesoresdefamilia.net

Jessica López M

Especialista en familia.

Los bienes en caso de divorcio

Codigo de familia Nicaragua

 

Es improcedente declarar uso y habitación cuando el bien inmueble se encuentre a favor de un tercero diferente a los cónyuges en contienda.

Uso y habitacion

El primer efecto jurídico que produce la sentencia de divorcio, es que dicha sentencia presta merito ejecutivo, esto significa que la puede ejecutar sin necesidad de validar dicho documento para que la autoridad tanto privada como pública la ejecuten en todos sus extremos. (Artículo 140 CF). Sigue leyendo